Cómo elaborar pretzel

por | marzo 5, 2017

Pretzel, bretzel, lo verás escrito de estas dos formas pero …hummmm, están igual de ricos.

pretzel

En este post te dejamos la receta de los típicos pretzel, pan de origen alemán, para que puedas incorporarlos a tu menú de Oktoberfest. A nosotros nos gustan tanto que los preparamos siempre que podemos e incluso los tomamos con algún relleno como salmón ahumado y un poquito de mantequilla. ¿Te apetece probarlos?

 

 

Es una receta muy sencilla y no te llevará más de una hora tenerlos listos.

¿Qué ingredientes necesitas?ingredientes

 

Para una receta de aproximadamente 6 pretzels necesitarás:

– 200 gramos de leche

– 20 gramos de levadura prensada fresca ( la encontrarás en el supermercado junto a la mantequilla)

– 300 gramos de harina de fuerza

-1 cucharadita de sal

-sal gorda

– agua

-bicarbonato

¿Lo hacemos?

 

En primer lugar, templas la leche junto con la levadura y la vas removiendo en un cazo suavemente durante unos dos minutos. Pasado este tiempo, vierte la mezcla en un bol y añade la harina y la sal.

Un consejo: pasa la harina por un tamizador, así quedará mejor la masa.

Si tienes una máquina amasadora úsala en la mezcla durante unos dos minutos; si no dispones de ella ve amasando hasta que coja consistencia y quede bien ligada. Deja reposar la masa 30 minutos aproximadamente, a temperatura ambiente, hasta que veas que ha doblado su volumen.

Pasado este tiempo, pon el horno a calentar, por arriba y abajo, 200ºC.

Procede a dividir la masa en varias partes iguales y a cada una de ellas ve dándole forma de lazo, con las puntas más finas que el centro. Dobla los lazos entre sí en dos vueltas y lleva las puntas hacia el centro de la masa. Esto lo harás con cada porción de masa.

Mientras tanto, en una olla pon a calentar agua con el bicarbonato hasta que hierva. Aproximadamente 2 cucharadas de bicarbonato por cada 300 gramos de agua.pretzel

Una vez formados todos los pretzels, ve pasándolos uno a uno por el agua en ebullición ayudándote de una espumadera, tenlos dentro del agua aproximadamente 40 segundos y ve colocándolos en una bandeja de horno cubierta con papel de horno.

Lo siguiente será espolvorear un poquito de sal gorda en cada uno de ellos y al horno durante 15 minutos a 200ºC, hasta que veas que han cogido ese color tan característico que tienen.

¡Y ya están listos! Solo te queda decidir cómo consumirlos, como acompañamiento de algún plato, rellenos….¡tú eliges!

¿Los haces y nos mandas una foto para que la publiquemos? ¡Anímate!

¡Disfruta y sonríe!

Comparte si te ha gustado!